martes, 27 de marzo de 2007

Críticas de Cine

En 3 días he visto 2 películas, a cual más diferente. Una de ellas la típica con la que lo críticos se corren. La otra el paradigma de lo que la crítica rancia odia. Así que ahora saco el cuchillo y empiezo a destripar.


Pequeña Miss Sunshine

Es un pedazo de mierda. Consiste en una familia de personas disfuncionales que, además, me resultan profundamente antipáticas. El leitmotiv es el viaje que emprenden para que la pequeña de la casa pueda cumplir su "sueño": participar (y ganar) un concurso de belleza. La película avanza a través de los consabidos golpes trágico-cómicos de la "moderna"ficción post-American Beauty. ¿Cual es el problema? Pues que cuando acaba el sueño y ven que una niña fea, gorda y con gafas de culo de botella no puede ganar un concurso de belleza se dedican a joderle el concurso a todo el mundo. ¿Pero que tipo de mensaje es ese? ¿Por qué una banda de cretinos tarados, incapaces de tener una vida propia, se consideran con el derecho moral de darle una lección a nadie? Creo que cuando alguien intenta dinamitar la sociedad, o sus convencionalismos, debería al menos presentar una alternativa o modelo interesante. Estos personajes no lo son.


300

Es muy complicado para una película que vayas con las expectativas muy altas y que no te decepcione. Pues 300 es TAN redonda que consigue encantarte incluso con ese handicap de salida. La historia es puro Frank Miller. Tenemos un héroe, una causa perdida, honor, deber y carnicería. Las cosas que ponen cachondo al lado más primario de un hombre. Bueno, eso y las espartanas en togas minúsculas. Filetearé la película en 3 conceptos para su mejor análisis: personajes (casting), belleza (diseño de producción) y ritmo (dirección). El casting es cojonudísimo. Especialmente Butler en su complicado papel como Leónidas. Exigía una presencia escénica muy fuerte, resultar imponente. El tío da el do de pecho y supera al Crowe de Gladiator. Visualmente está muy conseguida. De hecho mi sensibilidad estética está encantada con este giro del cine a animar comics. Sin City y el Señor de los Anillos marcan un antes y un después y esta película les debe mucho. Precisamente en comparación el Señor de los Anillos hay un aspecto en donde 300 gana. En el ritmo. Cierto que el Señor tenía una historia a desarrollar mucho más rica y compleja, pero en las batallas a veces acababas agotado de puro largo. 300 dosifica bien la acción con sus escenas de diálogo cortas y macarras. Obra maestra.

2 comentarios:

FRAN-MANIAC dijo...

ATENCION:no leas esto si no la has visto aun!!!!
la mejor escena de 300 o al menos con la q mas me reí:
cuando leonidas le da la espalda, jerjes le coge por los hombros y le dice con esa voz masculina y tan pegadito a su espalda--no es a mi latigo lo q temen mis ejercitos...---

La verdad es q tener en la espalda a un tio de 2,30 cmm q se depila enterito con cejas tatuadas,voz de macho carcelario y manos de 30 cmm tiene q acojonar mas q cualquier inmortal persa.
en definitiva,pelicula excelente pese a ser un continuo desfile homosexual de hombres cachas sudorosos.
Te gustan las peliculas de gladiadores?
A mi si y nunca entendere bien por q
pd:mejor asi

imaginauta dijo...

La escena es un momento cumbre del cine homo-erótico. El valiente Leónidas asaltado por la loca putarraca que dirige al ejercito persa. Obvio que Leo prefiere morir a flechazos. Sabía que rendirse significaba arrodillarse y... tragar.XDDD