martes, 30 de octubre de 2007

Condenado por follarse a su bicicleta

¿Por qué no me puedo follar una bicicleta?

En imaginauta queremos dar nuestro total y cerrado apoyo a Robert Stewart, el follabicicletas (en la foto). Este súbdito escoces estaba tranquilamente en la habitación de su albergue, fornicándose a la cachonda de su bicicleta, cuando dos desaprensivas trabajadoras de dicho albergue (Aberley House Hostel) utilizaron la llave maestra para violar la santidad de su habitación justo en el instante en que el aliviaba sus tensiones con un producto de su propiedad.

El par de indeseables decidieron entonces llamar a la policía que, en un acto totalmente falto de coherencia, decidió encarcelar a Robert. No contentos con esto el juez le ha condenado por "alteración del orden público" y le ha incluido en el "registro de agresores sexuales" ¡¡¡...!!!.

Pero vamos a ver, si el personal del hotel llega a entrar mientras Robert estaba cagando alguien le hubiese acusado de escándalo público? ¿Nadie? Tenía los pantalones bajados y estaba cagando. ¡Ah! ¡Y había gente! Pero imagino que alguien le haría ver al juez que su intimidad había sido violentada y que la exposición al público fue forzosa.

Lo de que consideren agresor sexual a un tío que se masturbó con una bicicleta mejor lo dejamos. Tengo un amigo que se tiró un tarro de miel, otro un bistec y un tercero a una silla. No considero a ninguno un agresor sexual. Bueno, quizás al del bistec.


Artículo en edición digital de público


"Si los objetos animados no pueden dar su consentimiento, ¿debe considerarse como agresor sexual un individuo que mantiene relaciones con su bicicleta? No es una pregunta teórica, sino una cuestión que un tribunal escocés ha resuelto con un rotundo "sí".

El acusado es Robert Stewart y el incidente se produjo en la ciudad de Ayr, al sudoeste de Escocia. En concreto en el Aberley House Hostel, en octubre del año pasado.

Dos trabajadoras del albergue trataban de entrar en la habitación de Stewart, según informa el Telegraph (2). Llamaron varias veces a la puerta y al no haber respuesta, usaron la llave maestra. El inquilino estaba dentro de la estancia, vistiendo sólo una camiseta blanca y nada de cintura para abajo.

"El acusado sostenía la bicicleta y movía sus caderas hacia delante y hacia atrás como si simulara sexo", concluye el fiscal del caso, Gail Davidson.
Las testigos, conmocionadas, avisaron al director del albergue, que a su vez llamó a la policía.

Stewart se ha declarado culpable de alteración del orden público. Su sentencia ha sido pospuesta hasta el mes que viene, pero como medida cautelar, su nombre ha sido incluido en el registro de agresores sexuales.
Este caso puede ser sorprendente, pero no único. El electricista Karl Watkins fue encarcelado en 1993 por practicar sexo con la acera. Por suerte, el Telegraph no revela los detalles."


Reflexiones imagináuticas


¿Lo veis gente? No solo en España pasan cosas. Cada vez tenemos menos libertad. Yo no me follaría una bicicleta, pero quiero tener la libertad de poder hacerlo si me apetece.

(1) Artículo en público

(2) Artículo en el Telegraph

13 comentarios:

L Gato dijo...

Lo de que consideren agresor sexual a un tío que se masturbó con una bicicleta mejor lo dejamos. Tengo un amigo que se tiró un tarro de miel, otro un bistec y un tercero a una silla. No considero a ninguno un agresor sexual. Bueno, quizás al del bistec.----> XDDDDDDDDDDDD

Vale, NO quiero saberlo XDDDDDD

Estos escoceses están como cabras. Vale, la bici no dio consentimiento, pero ¿verdad que no se negó?

Es que todas las bicis son unas putas, oiga...

imaginauta dijo...

Varnae no es uno. Se que parece increible, pero él afirma que jamás se ha tirado nada inanimado...

No sigo que lo mismo se desvela el secreto.

Angel dijo...

Yo jamás aprendí a montar en bici.. Ante tal desaire, dudo que una bici me dejara copular con ella..

imaginauta dijo...

Bueno Angel, piensa que hay bicis muy facilonas. Y también las hay de alquiler. ¿Bicis putas?

FRAN-MANIAC dijo...

la culpa es de la vici q se vistio como una puta.
por otro lado,yo conoci al folla helados.
trabajaba en un restaurante con una nevera de esas en las que entras dentro y te sientes solo.

imaginauta dijo...

La vida puede ser maravillosa y follarse un helado es algo muy sano.

Anónimo dijo...

Només una cosa a dir... Visca la llibertat sexual!!!

imaginauta dijo...

M'encanta veure que encara hi ha gent que lluita per la llibertat a l'amor i la sexualitat lliure. Cony, si ells s'estimen per què no? XDDD

Salutacions anònim.

Nitta dijo...

Hola! la de la llibertat sexual soc jo, que m'he equivocat al signar.

Anónimo dijo...

Estoy preocupada, tengo que confesar que algunas noches realizo prácticas sexuales autocomplacientes (por definirlo de un modo original) y que, aunque no llevo la camiseta blanca de Mike (yo prefiero el desnudo integral), también mis caderas adoptan un leve vaivén que se intesifica a medida que avanza el momento. Y digo yo... en el supuesto caso de que alguien abriese la puerta de mi habitación en el momento culminante en el que mi cuerpo se estremece entre las sábanas... ¿podrían acusarme de agresión sexual hacia mi cama? y la ropa de cama: ¿se considera un objeto independiente del lecho? porque, de ser así, estaríamos ante un caso de agresión múltiple.
Ahora resulta que vamos a tener que sustituir la preocupación de antaño a quedarnos ciegos por el temor actual a acabar entre rejas...
¡Hay que joderse! ¡¿pero cómo?! ¡que alguien me lo explique!.

imaginauta dijo...

"tengo que confesar que algunas noches realizo prácticas sexuales autocomplacientes "

Obviamente eres un peligroso criminal sexual. En Escocia saben como tratar con gente como tú. Allí sería embreado, emplumado y paseado por la plaza pública para que el populacho hiciese escarnio...

Escocia me pone. XDDD

FRAN-MANIAC dijo...

LAPIDACION!!
tauro:todos los hijosdeputa nacidos sobre este signo moriran acuchillados.
imaginauta,ya puedes elegir muerte, ote compras una bici y mueres lapidado o te esperas al cuchillo juas juass

imaginauta dijo...

Me follaré la bici como ultima voluntad antes de ser acuchillado/lapidado.