sábado, 19 de septiembre de 2009

¡¡¡Discriminación Jedi!!!


En pleno siglo XXI, con los derechos civiles en su apogeo y la corrección política iluminando el horizonte como un faro, nos tenemos que encontrar con esta tristísima noticia contra la que imaginauta se revela. Daniel Jones (foto derecha), de 23 años, conocido como Morda Hehol tras su conversión a la religión Jedi, fue forzado por tres empleados de la cadena de supermercados Tesco a abandonar el establecimiento localizado en Bangor (Norte de Gales) al haber acudido al mismo con capucha, como su religión establece.

Tras saltar el caso a la opinión pública y bajo la amenaza de un boicot por parte de los corajudos caballeros Jedi -con medio millón de fieles oficiales por todo el mundo-,Tesco ha intentado limar asperezas achacando sus medidas de seguridad a los adolescentes y la "cultura de la capucha", que les impide identificar sus rostros a través de las cámaras de seguridad, pero el muy cabreado Morda Hehol replicó a esto que mientras el intolerante staff de Tesco le arrojaba fuera del comercio, entre risotadas, pasó una mujer musulmana con velo y no le aplicaron la misma reglamentación, con lo que resulta evidente que dicha acción constituye una manifiesta discriminación a su sistema de creencias.


Así que, y nunca mejor dicho, o todos moros o todos cristianos. Y si una compañía privada puede permitirse el decidir que no quiere gente con la cara tapada, aspecto que desconozco si es del todo legal, es obvio que no puede decidir que acepta a unos si y a otros no en base a la importancia que le da a su orientación religiosa. De modo que mi próxima visita al Corte Inglés será con capucha negra. Si, negra, porque yo soy un Sith.

2 comentarios:

Airin Takanawa Custer dijo...

¿Desde septiembre ningún post? Rwarwo rwarwo...

imaginauta dijo...

Es vergonzoso. Y que conste que tengo material pendiente pero entre mi vagancia y mi falta de tiempo...