jueves, 5 de mayo de 2011

Retorno a 1966


En junio de ese mismo año Jack Kirby y Stan Lee presentaban a los jovenes lectores de Marvel la Zona Negativa, una fantasía pseudocientífica con la forma de un universo más antiguo que el nuestro -tanto que de hecho había iniciado su periodo de contracción (Big Crunch)- y compuesto basicamente de antimateria. En la Zona Negativa las leyes de la física funcionaban de forma distinta y los últimos habitantes de un universo condenado luchaban contra la inevitable destrucción a la espera que algún incauto les abriese un portal que les permitiese escaparse a dimensiones más seguras.


No era la primera mención comiquera al universo de antimateria, puesto que esta se había producido en enero de 1961 con la aparición del planeta Qward en Green Lantern # 2 Vol. 2. La diferencia es que la historia del universo de antimateria de DC tenía un origen y tono más mitológico que científico, considerando al universo de antimateria no solo el reverso físico si no también moral del propio universo DC. En el universo de antimateria los buenos de aquí eran los malos de allá y viceversa, siendo el perverso Qward el opuesto al benigno Oa.



Como cada vez estamos más cerca de que las fantasías sesenteras se vayan cumpliendo, al más puro estilo Jules Verne, hoy nos alcanza la noticia del advenimiento de este universo negativo. A través del imprescindible blog Francis (th)E mule Science's News nos enteramos de que ya estamos a la caza y captura del antiuniverso a través de la Estación Espacial Internacional. El articulo se abre con una frase aterradora: "Ninguna ley física prohíbe que haya grandes regiones del cosmos repletas de antimateria, con antigalaxias, antiestrellas e incluso antiplanetas habitados con antivida." Ojo con esto señores, ojo con esto porque si vamos a seguir utilizando a los comics como entes proféticos hay que recordar que ambas editoriales coinciden en que dicho lugar es un territorio salvaje y peligroso. El estilo Marvel postula que sus habitantes buscarán la conquista de nuestro territorio y en la más catastrófica DC directamente creen que el objetivo será el fin de todo lo que existe.



Pero habiendo visto los recientes acontecimientos ocurridos en Pakistan con Bin Laden uno no puede menos que barruntar que haya otra opción lógica y también comiquera. Que como ha venido pasando en Marvel los USA utilicen esta Zona Negativa como un Guantanamo para supervillanos. Cito de la Enciclopedia del Universo Marvel los motivos para dicha decisión: "El hecho de estar situada en la Zona Negativa cumplía un doble objetivo: por un lado disminuía el riesgo de fuga, mientras que por otra parte estaba en una región fuera del área jurisdiccional norteamericana facilitando el encierro de personas sin garantizar sus derechos cívicos". Esto nos deja con los americanos en posesión de la decisión de el que (residuo nuclear, armamento pesado...) o a quien hay que arrojar allí y con un lugar (aun más) libre de legislación internacional. Que Dios nos pille confesados.


Prisión Alpha (Zona Negativa/ Universo Marvel). También conocida como Prisión 42, Wonderland o Fantasy Island.