viernes, 10 de junio de 2011

The Golden Rule

Son lo mejor de lo peor. Justin Timberlake se ha convertido en Dios para mi y continuo teniendo la misma opinión sobre Lady Gaga. Brutal, abyecto, despiadado y digno de reverencia.