martes, 30 de septiembre de 2008

¡¡¡Los cochinos atacan!!!!

Es terrible joder, te-rri-ble. Cuando ya habíamos alertado de la amenaza primate un nuevo peligro se cierne sobre la humanidad: ¡¡¡La amenaza porcina!!!

¡¡¡Oing, oing!!! ¡¡¡Matar humanos!!!

Todo comenzó el día en que Caroline Hayes, una bondadosa vegetariana de 63 años, encontró un enorme y desconsolado cochino en el bosque cercano. Como buena ciudadana australiana la Hayes está acostumbrada al contacto con todo tipo de animales, además de sus vecinos claro, y se ocupó de curarle el ojo y alimentarlo. ¿Acaso creéis que el bicho le mostró el reconocimiento debido? NO, siguiendo sus brutal instintos, el marrano -del tamaño de un pony-, se instaló en el jardín y exigió comida de malas maneras. La anciana, que está provista de una naturaleza australianamente indómita, intentó defenderse enarbolando su vieja escoba, pero fue salvajemente repelida por la alimaña... ¡¡¡Que encima le partió la escoba!!! Tras ver como le destrozaba también un colchón la buena señora se vio obligada a llamar a los guardabosques, quienes consiguieron sedar y capturar a la bestia. Pese a todo la dulce Miss Hayes no le desea ningún mal a su agresor y ha solicitado que no hagan salchichas con él. Personalmente creo que a partir de estos duros hechos no sentiré ninguna piedad en devorar carne de cerdo en cantidades industriales. Son ellos o nosotros.

¿Cerdo, psicópata o cerdo psicópata?

Fuentes: La Vanguardia/ Dailymail